in ,

Juan Carmona, Ex alcalde de La Línea: ’50 años casi’

Juan Carmona de Cózar Abogado. Ex alcalde de La Línea

'50 años casi'

Yo tenía 18 años y un día, justo.

El 8 de junio 1969 a las 12 de la noche se procede a cumplir el decreto, que ya se veía venir, tras la escalada en el acoso y derribo a Gibraltar, calificado por los jerarcas de entonces como “la fruta madura” que sin duda caería.

Y es que el generalísimo Franco desde 1954, año de la visita de la Reina a su colonia, “cedida a perpetuidad” por la corona española en Utrech según dice el Tratado, y viéndose ya más seguro en la escena internacional por el fin del aislamiento a que fue sometido tras el fin de la Segunda Guerra, gracias al apoyo de los EEUU, explícito después de la visita del presidente que a cambió consiguió las bases militares, se decidió a actuar.

Portadas 1969

Inspirado por su ministro Castiella, inició su estrategia. Por un lado, en Naciones Unidas, en pleno proceso de descolonización de los territorios que aún quedaban administrados por naciones europeas, y por otro, sobre el terreno, truncando las décadas de buena relación entre Gibraltar y su campo, y un proceso de ósmosis lento pero inexorable entre La Línea y la colonia.

El cierre fue paulatino. Selectivo. No se renovaban los pases, se obstaculizaba el paso por la Verja, se retiraron bastante antes a las mujeres…

Al final 4.000 trabajadores y unos pocos empresarios eran los que quedaban. Y cientos de gibraltareños que vivían de este lado, algunos tenían negocios, y todos hacían parte de su vida aquí, sobre todo en la Línea, que era dependiente total de Gibraltar, y también, aunque menos, al viceversa.

Juan Carmona de Cózar, Ex Alcalde de La Línea
Juan Carmona de Cózar, Ex Alcalde de La Línea

Se compraban muchos productos allí (recuerdo especialmente la ‘carneconbí’), y ellos aquí, sobre todo productos frescos.

Los gibraltareños de aquella época no han perdonado y los efectos fueron y siguen siendo muy negativos.

Durante mucho tiempo más no confiarán en España, se está perdiendo el uso de nuestro idioma por las nuevas generaciones, se ‘britanizaron’ de golpe.

Y en la Línea, un éxodo masivo en las semanas y meses siguientes; porque las promesas, las ayudas, las recolocaciones, o no llegaron o fueron muy escasas; la industrialización si llegó, pero no a La Línea.

Un estadio hoy casi en ruina para nuestro equipo de segunda división, un parque insostenible, ….. En total, unas 35.000 personas, la mitad del censo de entonces se fueron.

Bastantes a Londres, porque estaban familiarizados con el modo inglés de trabajar y con el idioma. Mi experiencia cuando era alcalde es inolvidable.

Exposicion-50-años-verja-Gibraltar-Reach-Alcance-Cover La Linea
“50, and let it not be repeated” / “50 y que no se repita”

La Casa de La Línea agrupaba a más de 7.000 personas, hasta celebraban allí la feria y elegían a la reina de sus fiestas. Y fui invitado en varias ocasiones. Incluso lograron una calle: La Linea Street.

No sé qué quedará de aquello. Muchos volvieron jubilados con el paso de los años.

50 and let it not be repeated - La Linea

Trece años después fui testigo y actor de la apertura, también paulatina, pero el daño era irreversible. Y ahora el Brexit. Ya no es posible un cierre, pero si una consideración de frontera europea con país tercero.

¿Consecuencias?

What do you think?