in ,

Juan Antonio Palacios: Frentes y acuerdos

Juan Antonio Palacios

Juan Antonio Palacios: Frentes y acuerdos

Como personas, tenemos la capacidad de autoconstruirnos a partir de nuestra propia experiencia y ser capaces de ir flexibilizando nuestras actuaciones, modificando nuestra relación con nosotros mismos y con los demás. Sabemos sobradamente que las metáforas no sólo son verbales, como las que empleamos los escritores y articulistas, sino que están muy presentes en todos los aspectos de nuestras vidas.

Créanme, queridos lectores, estamos viviendo una etapa de la historia democrática de España, que no es fácil de interpretar, por mucha imaginación y creatividad que le echemos. Todo un reto para psicólogos y psicoanalistas.

En el ámbito político nacional hemos pasado de un bipartidismo a un pluripartidismo, centrado en cinco fuerzas políticas y dos grandes bloques, uno de derechas y otro de izquierdas.

Juan Antonio Palacios: Confrontations and Agreements
Juan Antonio Palacios

No tenemos un aprendizaje democrático de pactos a nivel nacional y si una tendencia de frentismos, nos cuesta reconocer y acordar con el diferente, pero nos resulta relativamente fácil tirarnos al monte y convertir al diferente en adversario y a éste en enemigo. Es esa actitud dogmática de que “yo soy el que llevo razón y cómo es posible que tú no lo entiendas”

Tras las Elecciones Generales del 28 de Abril y viendo los resultados, valorando las dificultades, pensábamos que todo iba a ser menos complicado, y podría configurarse un Gobierno progresista con estabilidad.

Toda vez que los números no daban la posibilidad de una alternativa, como han hecho en comunidades autónomas y ayuntamientos en los que la derecha ha tenido la oportunidad de sumar y han unido sus votos PP, Ciudadanos y Vox.

Si Podemos no hubiera convertido en un lío, lo que debiera haber estado claro, ni se enredase en la madeja de las disputas, los personalismos, las crispaciones y las mentiras, y hubieran colocado los intereses de la ciudadanía por encima de los particulares, seguro que otro gallo hubiese cantando antes, como dice el poema de Chicho Sánchez Ferroso, y que tan bien interpreta musicalmente Paco Ibáñez.

Cuando votamos, no les dimos a ninguno la mayoría suficiente, sino un mandato para que no se dedicaran a tomarnos el pelo, y les obligábamos a que hablaran, a qué dialogaran y se pusieran de acuerdo, que fueran abiertos y generosos para que todos nos sintiéramos representados, pero ustedes erre que erre, con los sillones, las peleítas, las soberbias y el pensar que somos carajotes.

Y al final se impuso el disparate, y Pablo Iglesias volvió a repetir la misma jugada que en 2016, con su estrategia ha impedido la investidura de un presidente socialista, Pedro Sánchez.

No han entendido nada y continúan sin dar la talla, no saben hacer POLÍTICA con mayúsculas y están todo el día anclados en el tacticismo en tirarse los trastos ¡Qué pena!

Todavía hay tiempo teórico hasta la fecha límite el 23 de septiembre, si no se convocarán automáticamente Elecciones Generales para el 10 de noviembre.

Las preguntas que nos invaden son muchas, pero yo destacaría dos: ¿Hay tantas diferencias programáticas entre PSOE y Unidas Podemos? ¿Será posible retomar el diálogo colocando los intereses de la ciudadanía por encima de las ambiciones personales de Pablo Iglesias e Irene Montero?

La respuesta está complicada porque hasta ahora las emociones, las confrontaciones y los bloqueos se imponen a las razones, las negociaciones y los acuerdos.

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Asansull: Half a Century of Caring for the Disabled & Elderly

Chema Cobo Between the Cat and the Smile

Between the Cat and the Smile: Exposición de Chema Cobo, AlCultura