in ,

Francis Huart: Luchador Solidario

Rosario Pérez | Fotos: ©Fran Montes, ReachExtra

“Ha sido un año duro, pero también ha sido bonito comprobar que la gente de Gibraltar es solidaria y está siempre dispuesta a ayudar”

Francis Huart Gibraltar Charity Covid19 Eroski Daniel Massias
Francis Huart

Francis Huart narra su experiencia como voluntario desde el inicio de la pandemia, durante la que ha llegado a repartir donaciones, con su furgoneta, para más de 500 familias aisladas o con pocos recursos.

Además de nuestra fragilidad, la pandemia de la Covid-19 nos ha recordado cosas que a menudo tendemos a olvidar o que ni siquiera llegamos a percibir, como la existencia de héroes anónimos, voluntarios silenciosos que, orgnizados en ONGs o por su propia cuenta, dedican buena parte de su tiempo y su esfuerzo a socorrer a los demás.

Ése es el caso de Francis Huart, un gibraltareño que lleva más de un año llevando comida y útiles de primera necesidad a quienes más los necesitan, y que ha llegado a atender con su furgoneta a más de 500 familias.

Todo empezó el 6 de marzo de 2020, días antes del primer confinamiento en Gibraltar, cuando Huart, trabajador en una agencia pública, casado y con tres hijos, escribió un mensaje en Facebook ofreciéndose a colaborar con quien pudiera necesitar algún tipo de ayuda, ante la que se avecinaba.

Francis Huart Gibraltar Charity Covid19 Eroski Daniel Massias

Días después recibió la respuesta de Daniel Massías, máximo responsable del Eroski local, explicando que hacía falta gente para llevar su compra a mayores de 70 años, que vivían solos y no podían ya salir de casa.

“Al principio fueron unos 12 repartos al día, pero el 1 de abril mi madre sufrió un derrame cerebral y estuvo 4 meses en el hospital sin poder recibir visitas, por el Covid, y estar con la furgoneta llevando cosas a los mayores me ayudó mucho a mantenerme ocupado”, recuerda para ReachExtra.

A mediados de abril, este voluntario recibió una llamada del número 6 de Convent Place la sede del Gobierno de Gibraltar. “Tito Danino e Ivor López me dijeron que hacía falta ayuda, y ya empecé a socorrer a más gente, no sólo ancianos, sino a familias que estaban aisladas en casa, a llevar recetas de farmacia y atender pedidos del hospital y de la residencia para mayores, y también a llevar a los mayores a hacer ejercicio, durante las “golden hours”, recuerda, agradeciendo la iniciativa del Gobierno de Fabian Picardo.

Posteriormente, en septiembre, Huart empezó a atender a familias con niños pequeños y con necesidades especiales, llevándoles comida casera que preparaba en casa otra voluntaria, Rosemarie Mañasco, y también comida caliente de restaurante que le suministraba Jesse Britto, dueño de The Bastion Bar.

“Ya en Navidad, Daniel Massias también me ayudó con regalos, juguetes, y cupones de comida navideña para niños con necesidades”, rememora durante la entrevista.

Booking.com

La labor solidaria de Huart, difundida durante todo este tiempo a través de la mencionada red social, ha seguido despertando interés y solidaridad en Gibraltar, a pesar de que la situación sea hoy muy distinta de la de hace poco más de un año.

Por poner un ejemplo, el mes pasado, el equipo de fútbol local Lincoln Red Imps y sus dueños, Dylan Viagas y Christian Laguea, también realizaron donativos para desayunos y meriendas de niños en edad escolar.

Francis Huart Gibraltar Charity Covid19 Eroski Daniel Massias

Y actualmente, Francis Huart, que también ha llegado a ayudar a algunas familias de la cercana población de La Línea, continúa repartiendo las donaciones de muchos gibraltareños anónimos y atendiendo a una decena de familias, además de acudir a cualquier “urgencia” social que se pueda plantear.

6 días de descanso en 12 meses y medio

Durante los meses de enero y febrero, por ejemplo, Huart ha estado llevando en su furgoneta a los mayores de 65 años que debían acudir a vacunarse a los puntos establecidos para ello.

En total, en 12 meses y medio, este hombre joven y de profundas convicciones cristianas afirma haberse tomado sólo 6 días de descanso, coincidiendo con el comienzo de la enfermedad de su madre, y hasta hace poco no se ha podido “permitir” disfrutar de algunas horas libres más al día para dedicarlas a su familia.

Francis Huart Gibraltar Charity Covid19 Eroski Daniel Massias

“Sigo porque todo lo vivido durante este año me ha tocado mucho el corazón, ha sido duro mentalmente, incluso he llegado a tener insomnio después de ver a tanta gente sola y pasándolo mal… pero mientras haya gente que lo necesite, tengo claro que seguiré ayudando en lo que pueda”, comenta Huart, que agracece haber podido contar durante todo este tiempo con la comprensión y apoyo de su familia, así como de sus compañeros de trabajo.

Francis Huart Gibraltar Charity Covid19 Eroski Daniel Massias

“Durante el primer lockdown empezaba a repartir a las 8 de la mañana y terminaba a las 11 de la noche… Ahora le dedico a esta tarea voluntaria unas 4 horas diarias y unas 6 horas los fines de semana. Incluso mis compañeros de trabajo, Ruben Rodriguez, Alan Barcio, Raymond González y, especialmente, Graham Southwell, han llegado a venir conmigo en la furgoneta y a ayudarme con los repartos”, comenta.

“Me ha sorprendido la soledad de algunas personas, pero también ha sido bonito comprobar que la gente de Gibraltar siempre está dispuesta a ayudar, que somos una comunidad fuerte y solidaria”, añade, recordando que toda aportación es siempre importante, “porque cualquier ayuda pequeña para unos es una ayuda grande para otros”.

¿Qué piensas?