in

Los colegios del Campo de Gibraltar cierran sus puertas tras un frío fin de curso rodeado de incógnitas

Rosario Pérez | Fotos: Fran Montes

La Covid-19 obliga a alumnos, profesores y familias a despedir el curso 2019-20 “a distancia”, sin actos de entrega de notas ni celebraciones, y sin saber aún cómo serán las clases a partir de septiembre.

El Campo de Gibraltar, como tantos otros rincones de España, ha vivido en estos últimos días un final de curso atípico, al que que tanto maestros y profesores como el alumnado y sus familias no han tenido más remedio que adaptarse, con las aulas cerradas a cal y canto desde el pasado 13 de marzo, y sin la posibilidad de llevar a cabo muchas de las actividades habituales de estas fechas, como exámenes presenciales, entrega física de notas, excursiones o viajes escolares, fiestas de fin de curso, actuaciones musicales y emotivos actos de graduación de quienes cambian de ciclo.

Schools Campo de Gibraltar COVID19 Summer

La crisis sanitaria por la Covid-19, que puso fin en los últimos días del invierno a las clases presenciales y dio paso a un tercer trimestre “doméstico”, al que no todos los alumnos se enfrentaban en las mismas condiciones familiares y tecnológicas, aún no ha terminado, y ni la desescalada ni el fin del Estado de Alarma en España permitieron ya (para lo que quedaba de curso) el regreso a las aulas.

En muchos casos, las notas finales del curso 2019-20 se han recogido online, descargándolas de un “punto de encuentro” electrónico habilitado por la Junta de Andalucía a través del programa informático Séneca y la App Ipasen.

En otros, especialmente en caso de problemas de conexión digital, se ha permitido a los progenitores acudir a los centros para recogerlas de forma “tradicional” en papel. Eso sí, previa cita telefónica, con desinfección de manos y mascarilla, y de forma escalonada, para evitar aglomeraciones y mantener las obligadas distancias de seguridad… y dejando a los niños en casa.

En la enseñanza Infantil y Primaria, el mismo procedimiento se ha empleado para permitir a los padres y madres acudir a los centros escolares a recoger los materiales que se quedaron en clase, así como para (en el caso de los centros públicos, y a partir de 3º de Primaria) entregar los libros que se han utilizado durante el curso y que, una vez “desinfectados”, serán “heredados” en septiembre por otros alumnos, en virtud del Programa de Gratuidad de Libros de Texto de la Consejería de Educación.

En general, y salvo casos puntuales, todo lo que se ha podido hacer de forma digital, telefónica o telemática se ha hecho así, incluidos los exámenes y pruebas evaluables finales, los “claustros” de profesores, las revisiones de notas e incluso las reuniones de Consejo Escolar.

También las nuevas peticiones de aula matinal, plazas de comedor y actividades extraescolares, e incluso las matriculaciones para el próximo curso… Un curso, el 2020-21 que, a fecha de hoy, se presenta aún incierto y plagado de incógnitas.

La Marea Verde advierte: el próximo curso no puede empezar “como si nada hubiera pasado”

Schools Campo de Gibraltar COVID19 Summer

En el momento de escribir estas líneas (y teniendo en cuenta que todo puede cambiar de un día para otro, en función de la evolución de la pandemia), nadie parece tener claro aún cómo será el próximo curso escolar.

Eso sí, desde la plataforma Marea Verde Andaluza, integrada por todos los sectores de la comunidad educativa en defensa de la Escuela Pública, sí que tienen bastante claro cómo no quieren que sea:como si nada hubiera pasado.

En este sentido, exigen un “plan de emergencia educativa” que garantice la vuelta a las aulas con seguridad frente a la Covid-19, lo que implica, entre otras cosas, una bajada de la ratio (número máximo de alumnos/as permitidos por aula) y la contratación de más docentes. Y, por tanto, más recursos y más inversión.

“Durante el confinamiento y la posterior desescalada, los profesores hemos trabajado desde casa al 200%… sin horarios, con nuestros propios medios, teléfonos, ordenadores, conexiones a internet, etc, y con la colaboración y el reconocimiento de la inmensa mayoría de las familias, sí, pero sin apoyo de la Administración”, se quejan desde Marea Verde, lamentando también que “desde la Consejería de Educación se ha abandonado a los equipos directivos, sobre los que ha recaído todo el peso de las decisiones que ha habido que tomar”.

Schools Campo de Gibraltar COVID19 Summer

Marea Verde, que en estos últimos días de junio ha convocado concentraciones y protestas en todas las provincias andaluzas (una de las más “ruidosas” el pasado sábado 27 en Sevilla, ante el Palacio de San Telmo, sede de la Junta) aboga por una vuelta a las aulas en septiembre si la situación sanitaria lo permite, pero siempre y cuando ese retorno a la educación presencial se haga en condiciones que garanticen la seguridad y la calidad de la enseñanza. “¿Distancias en las playas, pero no en las aulas…?”, se preguntan, y advierten que “lo que no vamos a hacer es volver a las aulas como si nada hubiese pasado, poniendo en riesgo al alumnado, sus familias y los docentes”.

What do you think?