in

“A pesar de las dificultades, éste es el mejor trabajo del mundo”

Rosario Pérez · Fotos: Fran Montes

Sara Cantalapiedra - Parque de bomberos @Fran Montes

Laura Ordóñez y Sara Cantalapiedra son dos de las tres mujeres del Parque de Bomberos de Algeciras, y de las 11 que hay en la provincia de Cádiz.

“A pesar de las dificultades, éste es el mejor trabajo del mundo”

De los algo más de 400 bomberos que hay en la provincia de Cádiz, once son mujeres: cuatro en el Parque de Cádiz ciudad, cuatro en el de Jerez y tres en el de Algeciras.

Laura Ordóñez y Sara Cantalapiedra son, junto con la más veterana, Lourdes González, dos de las tres bomberas del parque algecireño, que cuenta con un total de 50 efectivos, y ambas están encantadas de poder contar su experiencia y de que se visibilice que el suyo es, pese a las dificultades, “el mejor trabajo del mundo”.

Laura Ordóñez
Laura Ordóñez

Este año, la malagueña Sara Cantalapiedra, la más joven de las tres, no sólo ha vivido su primer Día de la Mujer en el Parque de Algeciras (al que se incorporó el 15 de marzo de 2018), sino también su primer día del Patrón de los bomberos, que, curiosamente, se celebra también el 8 de marzo. El de este 2019, que además la pillaba de guardia, ha sido, pues, un 8 de marzo muy especial para ella.

Después de 9 años intentando aprobar unas oposiciones que, en época de crisis, se convocaban con cuentagotas, Cantalapiedra está feliz con su primer destino como interina, con un día a día laboral “muy gratificante” que tiene de todo, menos rutina, y con la acogida encontrada entre sus compañeros.

La benjamina del Parque algecireño descubrió su vocación tras tomar la decisión de abandonar un trabajo de oficina que se le hacía cada vez más cuesta arriba.

Sara Cantalapiedra

“Yo soy una persona muy activa, muy dinámica, y verme todo el día sentada en una mesa me agobió… Empecé a estudiar otras opciones, y ésta me pareció la mejor, porque aglutinaba algunas de las cosas que más me motivan: el deporte, la acción y ayudar a los demás”.

Cuando no está realizando algún servicio, Cantalapiedra entrena y estudia para seguir mejorando y obtener la plaza fija que ya consiguió, en 2014, su compañera Laura Ordóñez, que se incorporó al Parque en 2003, primero como voluntaria (tras un Ciclo Formativo Superior en Educación Física que la llevó a hacer de árbitro en una de la pruebas físicas para bomberos), y luego ya como profesional.

.

Laura Ordóñez

Ordóñez asegura que cuando ella empezaba, hace más de 15 años, sí que se encontró con algún que otro gesto machista, por parte de alguno de los compañeros más veteranos, ya jubilados, pero también incluso por parte de algunos de los ciudadanos en apuros a los que iban a ayudar.

“Afortunadamente, de un tiempo para acá las cosas han cambiado mucho, y eso se nota, sobre todo entre la gente más joven, como Sara y otros compañeros que se han ido incorporando en los últimos años”.

Laura Ordóñez, que pasó el 8 de Marzo dando una charla en un colegio, convencida de que “la educación es una herramienta fundamental para que la sociedad siga evolucionando”, coincide con su compañera en que es importante que se visibilice que las mujeres también pueden ser buenas profesionales en sectores como el suyo, tradicionalmente masculinos, aunque sin perder de vista que se trata de un trabajo que tiene su parte dura, y que hay que prepararse para ella, física y mentalmente.

Sara Cantalapiedra

“Hoy en día las mujeres podemos ser lo que queramos, y yo animo a todas las chicas que quieran intentarlo a que lo hagan… Eso sí, teniendo claro que fácil no es; yo he luchado mucho para ser bombera, aunque haya gente que crea que mi buena forma física es por genética, pero de eso nada: si estoy fuerte ahora es porque he entrenado un montón, y lo sigo haciendo”, comenta Sara Cantalapiedra, que confiesa que la prueba física que a ella más le costó desde el principio fue la de subir la cuerda.

Sara Cantalapiedra

“Fue duro, pero con tesón y esfuerzo todo se puede conseguir en la vida, y en este trabajo, como en otros, lo que hay que ser es buen profesional, que es una palabra que no tiene género”.

¿Qué piensas?

1 point
Upvote Downvote

Agustín Huart: a Founding Father of Gibraltarian Democracy

Louise Barea

Louise Barea levanta un ‘mini Gibraltar’ en África